LA PUERTA SANTA

El símbolo de la Puerta Santa expresa el concepto que, durante el tiempo jubilar, se ofrece a los fieles una “vía extraordinaria” hacia la salvación. Leer más…

JUBILEO VIRTUAL 2016

Editorial

Certificado de Participación

En ocasión del Año Santo 2016, el sitio web The-Jubilee2016.com ha pensado de brindar a sus usuarios un espacio virtual para reunir a todas las personas que comparten el espiritu del Jubileo. Comprendiendo que muchos peregrinos no podrán viajar a Roma para participar al Jubileo, The-Jubilee2016.com ha instituido un Certificado de Afiliación para todos quienes quieran unirse a la Comunidad Virtual de "Espana.The-Jubilee2016.com", permitiendo así que las personas de todo el mundo tengan las mismas oportunidades de los otros peregrinos. Leer más…

Videos


REFLEXIONES

DANTE ALIGHIERI

El poeta de los teólogos

 

Fue el cardenal Paul Poupard, Presidente Emérito del Consejo Pontificio para la Cultura y del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, a recordar como Pablo VI celebró Dante Alighieri como el poeta de los teólogo y el teólogo de los poetas, durante la reunión celebrada el 17 de marzo 2015, en el Cenáculo Franciscano de Santa Croce, en Florencia, con motivo el 750 aniversario del nacimiento de Dante Alighieri y del quincuagésimo aniversario de la Carta Apostólica Motu proprio de Pablo VI, Altissimi Cantus. No es casualidad que esta carta apostólica fue precedida por dos cartas, una al arzobispo de Ravena y la otra para el arzobispo de Florencia, y fue seguida por el saludo dirigido, a la audiencia del 21 de enero de 1966, a los líderes y miembros de la «Società Dante Alighieri» en Roma.


Al igual que su predecesor, Benedicto XV, Pablo VI creía que la obra de Dante debía su fuerza a su lenguaje universal y a las muchas verdades reveladas. Pablo VI, que había creado una cátedra de estudios sobre Dante en la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán, hizo hincapié en que Dante era "ecuménico", un poeta que pertenece a todas las naciones, universal. De hecho, en su grandeza abraza el cielo y la tierra, la eternidad y el tiempo, los misterios de Dios y de los hechos humanos, la doctrina sagrada y las disciplinas seculares, la ciencia de la Revelación divina y la ciencia dibujada por la luz de la razón. Al mismo tiempo, Pablo VI señaló que el objetivo de la Divina Comedia es fundamentalmente práctico y transformador, porque lleva al hombre del trastorno a la sabiduría, del pecado a la santidad, de la miseria a la felicidad.


Pablo VI luego celebró Dante como el poeta de los teólogos y el teólogo de los poetas, "señor de la poesia" y teólogo de mente sublime, mistagogo en el santuario del arte. De esta manera, el entusiasmo de Pablo VI por el poeta, condujo al Papa a donar a los Obispos que participaron al Concilio Vaticano II una edición especial de la Divina Comedia.


En 1921, por su parte, Benedicto XV, para rendir homenaje a la figura de Dante, escribió en la encíclica In praeclara summorum copia hominum: «¿Quién puede negar que, en ese momento, el comportamiento de algunos miembros del clero era inquietante para un alma tan devota a la Iglesia como la de Dante?». En la encíclica, el Papa señala Dante como un testigo ejemplar de los valores de la religión, que contribuyen al aprendizaje humano y cuya ausencia en el proceso educativo de los jóvenes debilita su maduración y crecimiento intelectual, así como su adquisición de la virtud civil.


Por lo tanto, Benedicto XV desea que Dante sea considerado como un maestro de la doctrina cristiana, tanto para los estudio cuanto en el desarrollo de la virtud. Y en otro pasaje de la encíclica comenta que el mayor homenaje que se puede rendir a Dante es decir que él era un «poeta cristiano», en otras palabras «alguien que cantaba la docttrina cristiana casi con una voz angelical; una doctrina cuya belleza y esplendor Dante contempla con toda su alma». Definiendo la Comedia el «Quinto Evangelio», Benedicto XV declaró así que Dante es «el más elocuente entre los que han cantado y proclamó la sabiduría cristiana».